Se ha producido un error en este gadget.

miércoles, 12 de agosto de 2015

quisiera decirte tantas cosas... y hacerte tantas preguntas, pero tengo miedo, a tus reacciones o a tus respuestas, así que mejor evito hacerlo (por ahora).
A lo mejor solo estoy tomando el valor necesario para enfrentar la realidad de esta situación tan deplorable que hay en este momento en nuestras vidas; o a lo mejor sólo estoy esperando a cansarme más y más y ya no poder y claudicar en esto, porque ¿cómo dices que me amas si haces todo lo contrario?.
Aquí estoy esperándote... o vienes... o me voy por otro lado...
No tardes... 

viernes, 17 de julio de 2015

Los amantes del metro

Llegaron sin esperar verse, aunque se conocían de un tiempo atrás y en otros lugares, lejos, muy lejos de donde se vieron por primera vez.

Siempre soñaron con ese momento, pero nunca pudieron hasta que las circunstancias fueron distintas. Y por fin, después de dos meses de no saber nada el uno del otro, llegó el momento en que sus miradas se volvieron a ver. Ella no pudo abstenerse y lo abrazó, él se quedó sin aliento, y solo pudo decir "Hola", ella lo tomó de la mano y lo guió hasta el vagón del metro. Estuvieron sin hablar hasta que llegaron al hotel donde él se hospedaba; él se armó de valor:
-Me da tanto gusto que por fin seas independiente.
-No es lo que tu crees, solo estoy huyendo de la realidad- le contestó y bajó su mirada.
-Pues si es así, yo quiero pertenecer a tu más profundo sueño- la tomó de los brazos y la hizo suya...

Y esta historia se repite cada determinado tiempo, cuando él vuelve a "La Ciudad de las Oportunidades" y ella está disponible para él en alguna estación del metro...

jueves, 14 de mayo de 2015

Casi 23



Estoy a unos días de cumplir 23 años y mi vida no es como esperaba.

Si, ya terminé la carrera de mis sueños (soy Lic. Químico Farmacéutico Biólogo), pero, como la mayoría de mis compañeros y de los egresados de varias carreras, estoy desempleada, sin título aun (ni en trámites), dedicándome a ayudar a mi madre en el hogar y soportando sus "Para eso estudiaste 4 largos años lejos de casa, para venir a ayudarme a la casa...". En fin, me han ofrecido trabajo en alguno que otro laboratorio particular, pero pagándome peor que "cerillito" de algún super mercado, y está bien, repito, no tengo mi título, pero si mi carta de pasante, y pues, mejor me alejo poco a poco de sus "ofertas laborales negreras", a lo mejor también las rechazo de tajo, porque originalmente no me quiero dedicar a estar encerrada en un laboratorio, mas que nada, quiero un laboratorio como tipo "portátil", quiero ir a la selva, algún bosque, en busca de alguna planta "milagrosa" que pueda curar mil y un enfermedades...Bueno, en realidad, desde niña siempre quise tener mi propio laboratorio para hacer maquillaje y perfumes naturales, extrayendo de las plantas los colorantes y machacando hojas aquí y allá.... pero, por algo se empieza ¿no?. Dice mi madre que esos planes son a futuro (pero muy futuro), cuando yo esté estable económicamente y pueda sustentar algún préstamo para invertir en todas y cada una de las cosas que necesito. Por ahora me entretengo en el jardín de mi madre cortando sus orquídeas y buganvilias, metiéndome en su cocina y mezclando cuanta cosa encuentro en su frigorífico, con mi libro de farmacognosia a lado de la estufa esperando que no se termine de "chamuscar". Cuando por fin termino algún brebaje, mi conejillo de indias (mi madre para cosméticos, mi hermano para algún té y mi padre para apoyo moral), se reniega pero siempre les digo "cuando reciba el premio nobel de química estarás en mi discurso de agradecimiento" y terminan diciendo "está bien, todo sea por la ciencia", y pues, no ha muerto ninguno, así que voy avanzando....

Ah si, claro, estaba comentando que mi vida no es como yo la planeé, y menos ahorita que mis planes amorosos están en la borda: si señoras y señores, estoy soltera, sin pareja, sola como hongo... ya que mi ex-novio prefirió escoger su trabajo de turno completo, y no digo que esté mal que trabaje, no, al contrario, estaba de maravilla y me alegra por él, pero yo no estoy dentro de sus prioridades, aparte de que vivimos a 2 horas de camino (si le pesaba el pie podía llegar en una hora y quince minutos), pero prefería invertir sus 4 horas de viaje en algún antro con una que otra botella y sus amigos, diciéndome por mensaje que "no tengo tiempo para viajar porque mi trabajo me absorbe" y a los diez minutos veía alguna foto de él y sus amigos en el facebook... y no, no es militar o agente secreto o detective de CSI... trabaja en la empresa de su mamá... ¿siendo el hijo predilecto por qué no pedir un día de descanso y venir a verme?, ah, ya sé, porque prefiere pedir el día para irse a Cancún con sus amigos una semana (y Cancún no está a 2 horas de donde vive). Sin embargo (si, si hay un pero), aun lo amo y pienso que es el "l'amour de ma vie" (amor de mi vida, pa´ los cuates), digo, después de 3 años juntos, planes de bodorrio y mil chilpayates y una vejez disfrutando a su lado, no es tan fácil decir que siempre no. Pero bueno, uno pone y Dios dispone. Y yo, pues lo esperaré asi como Gloria Trevi a Andrade "con los ojos cerrados".... 

A lo mejor solo es cuestión de esperar y estar al pendiente de cualquier indicio de mejora en mi joven y bella vida..... mientras, a festejar que aun tengo 22 años...