Se ha producido un error en este gadget.

jueves, 3 de marzo de 2016

Ahí nos vemos, ahí te esperaré

Soy un alma vieja que ha estado vagando de poco a poco, conociendo mundos sin fronteras, sin saber a que vine a este mundo, llegué aquí, siendo lo que pretendía querer ser, hasta que me topé contigo, en un momento y un lugar no adecuado a nuestros ideales, pero coincidimos, y sin darnos por vencidos unimos nuestros seres en uno sólo, respirábamos a la par, y poco a poco se iban fundiendo nuestras almas, tu un ser celestial, yo, una simple inmortal que endulzaría tu vida. Pudimos vivir así, sin que nos molestaran nuestras diferencias, hasta que alguien nos quitó la venda de los ojos y descubrimos que estábamos tomando caminos diferentes, aunque nos doliera, nos separamos, tu hacia el oriente y yo hacia el poniente, pero siempre conscientes de que nuestro mundo es redondo y volveremos a coincidir, aunque sea  en el lado oscuro de la luna...