Se ha producido un error en este gadget.

miércoles, 4 de mayo de 2016

Seguiré

Estuve derrotada, toqué fondo, y ahora casi no logro creer en mi... Pero seguiré. Seguiré por el simple hecho de que no me daré por vencida solo por haberme caído una vez, ahora sé que duele, duele en el alma, duele hasta en lo que nunca tuve, porque en ocasiones solo lo mentalicé... pero ahora idealizaré una ruta, un destino, donde solo pueda ser feliz, con ausencias, con regresos o nuevos comienzos. 
Habrá cambios, para bien o para mal, ¿acaso creyeron (creí)  que todo podía ser de igual forma?, no ya no,  es renovarse o morir, cambios sin perder la esencia, la moral y los sueños que aun quiero realizar.
Mis piernas  aun tienen fuerzas para seguir caminando, tropezando, cayendo... y sobre todo para levantarse, siete veces siete, y más si fuese necesario.
Mis brazos los alzaré hasta arriba para darle gracias al creador, con mis manos me quitaré el sudor...
Seguiré porque quiero re-descubrir  hasta donde soy capaz de caer... y de nuevo demostrarles a todos (y a mi) que puedo con los retos, que para mí, no hay límites...
Quien me quiera seguir, bienaventurados por permitirme estar con ellos (con ustedes), por dejar que la chispa en mi interior aun no se apague, porque si siguen a mi lado, es porque son parte fundamental de  esta locura.
.                      Seguiré...

jueves, 3 de marzo de 2016

Ahí nos vemos, ahí te esperaré

Soy un alma vieja que ha estado vagando de poco a poco, conociendo mundos sin fronteras, sin saber a que vine a este mundo, llegué aquí, siendo lo que pretendía querer ser, hasta que me topé contigo, en un momento y un lugar no adecuado a nuestros ideales, pero coincidimos, y sin darnos por vencidos unimos nuestros seres en uno sólo, respirábamos a la par, y poco a poco se iban fundiendo nuestras almas, tu un ser celestial, yo, una simple inmortal que endulzaría tu vida. Pudimos vivir así, sin que nos molestaran nuestras diferencias, hasta que alguien nos quitó la venda de los ojos y descubrimos que estábamos tomando caminos diferentes, aunque nos doliera, nos separamos, tu hacia el oriente y yo hacia el poniente, pero siempre conscientes de que nuestro mundo es redondo y volveremos a coincidir, aunque sea  en el lado oscuro de la luna...